Inicia esta semana la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial para Bogotá –POT- en el Concejo Distrital. Se convertirá en la discusión más importante para la vida de la capital en los próximos doce años. Desde el año 2011 ha debido aprobarse este esquema de ordenación del territorio, sin embargo, ni se lograron los consensos adecuados y las decisiones adoptadas por el Alcalde Petro en torno a la modificación del POT anterior, fueron demandadas y luego invalidadas por sendas decisiones judiciales.

El POT presentado, se convertirá en la carta de navegación para ordenar el crecimiento y desarrollo de la ciudad. Dicho Plan tiene una vigencia hasta el año 2031 y fija los principales parámetros de hacia dónde se debe expandir la ciudad, dónde debe consolidarse y en qué áreas se debe renovar.

Este Plan le permitirá a la ciudad cinco grandes apuestas para convertirse en una ciudad más ordenada, con mejor calidad de vida, más sostenible y más equitativa, en particular, por la apuesta para construir vivienda de interés social y una mejor movilidad para el Distrito Capital.

Ir al articulo