Aprobado en el Concejo de Bogotá Acuerdo presentado por el Centro Democrático que prohíbe el uso de estos materiales
.Aprobado en plenaria el proyecto de acuerdo “Bogotá sin Asbesto” que prohíbe el uso de elementos y productos que contengan la fibra de asbesto
y/o sus derivados y promueve el uso de materias primas que no atenten contra la salud pública.

Diego Molano, concejal del Centro Democrático, manifestó que después de la sanción del Alcalde Mayor, ninguna obra pública en la ciudad podrá ser construida con estos
materiales creando así a una Bogotá libre de asbesto.

“Este es un material tóxico y contaminante que produce cáncer; más de 320 personas mueren en Colombia por este material y la exposición a las partículas del mismo”, dijo Molano.

El Concejal manifestó que este acuerdo obedece también a una Ley Nacional recientemente aprobada que da el ámbito jurídico y la posibilidad que se reglamente en Bogotá y que espera que el alcalde Enrique Peñalosa, sin dilaciones, firme este acuerdo.

El Acuerdo fija como criterio de selección objetiva el uso de nuevas materias primas, sustitutos materiales o las nuevas alternativas tecnológicas con los cuales se puedan reemplazar la fibra de asbesto, acorde con los principios generales de la contratación pública.

También incluye que cada Entidad Distrital que realice contratación pública para obra pública, llevará una relación detallada o inventario de los bienes inmuebles del distrito que cuentan con las nuevas tecnologías, con la finalidad de que de manera gradual y con el trascurso del tiempo se elimine definitivamente la presencia de la fibra de asbesto de las construcciones por salud pública.

Molano aseguró que este era un paso fundamental para la ciudad porque ya está demostrado por varios estudios, como el de la universidad de los Andes, que demuestra que la presencia de asbesto genera cáncer a lo largo de los siguientes 20 o 30 años. “Estamos rodeados de asbestos en muchas tuberías, pisos de edificios, uniones entre techos y paredes, tapetes y uniformes como el de bomberos”, dijo.

Concluyó que dar este paso es un avance fundamental sobre todo teniendo en cuenta que “ya somos parte de la OCDE, debemos cumplir con estándares internacionales y ser más exigentes con los materiales de construcción de la obra pública por el bien de todos los ciudadanos”