Diego Molano, desde la Presidencia, explica en qué consiste la restricción que empieza el viernes.

Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, es el funcionario encargado de liderar todas las medidas anunciadas por el presidente Iván Duque en procura de favorecer a las personas mayores de 70 años para que no se vayan a contagiar con el coronavirus.

Duque anunció que a partir de este viernes las personas mayores de 70 años tendrán un aislamiento preventivo obligatorio como medida de precaución, pues se consideran que son las más frágiles al contagio.

Molano le explicó a EL TIEMPO en qué consisten las medidas que determinó el Gobierno para la gente de la tercera edad

En concreto, ¿Cuáles con las medidas del Gobierno para los adultos mayores?

El Gobierno ha fijado una ruta de cómo abordar esta pandemia, una ruta progresiva que permita fortalecer el sistema de salud, proteger a los más vulnerables y simultáneamente garantizar una estabilidad de empleos y la salud de los colombianos.

En esa medida, se han venido dando pasos secuenciales y organizados con el fin de cumplir ese propósito de proteger la vida y la salud de los grupos más vulnerables. Por eso se ha tomado la decisión –en el entendido que las personas mayores de 70 son las que pueden tener mayor nivel de contagio y complicaciones- que sean los protegidos en esta primera instancia del proceso de emergencia sanitaria.

¿En qué consiste la protección?

La protección consiste en que tengan la menor interacción social por su estado de vulnerabilidad. Por eso se ha tomado una medida sanitaria de aislamiento preventivo obligatorio. A partir a las 6 de la mañana del 20 de marzo y hasta el 30 de mayo a las 8 de la noche ningún adulto mayor podrá salir de su casa.

¿Cuál es la idea?

Esta medida tiene el propósito de que ellos tengan la menor exposición a las posibilidades de contagio en este proceso

¿Qué implica esta medida?

Que toda la sociedad, alcaldes, sectores sociales, gobernadores nos enfoquemos a proteger, en esta etapa, a esta población que puede tener las mayores complicaciones y mayor riesgo. Es una medida fuerte, restrictiva y una apuesta social de protegernos a nosotros protegiendo a nuestros abuelos; implica tomar medidas compensatorias para garantizar su bienestar y ayudar a facilitar a que ellos no tengan el mayor número de interacciones o tengan que salir de sus casas.

¿A cuántas personas cobijaría?

Lo primero es que son 2’600.000 colombianos de los cuales un millón son pensionados. Y esos pensionados seguirán recibiendo su mesada y para aquellos que aún salen a cobrar el banco, Colpensiones hará un gran esfuerzo para asistir a su casa de modo que puedan tener una tarjeta. Hay otro millón de colombianos que son los más pobres, algunos de los cuales están en el programa Adulto Mayor y reciben un subsidio mensual de 80.000 pesos. Lo que ha dispuesto el Presidente es que recibirán, entre la última semana de marzo y la primera de abril, un pago excepcional de 240.000 pesos acumulados en esos dos meses de modo que no tengan que volver a salir a la calle en los próximos dos meses y se genere todo el proceso complementario.

¿Qué  medida adicional habrá?

Hay un programa social que se llama Centros Vida. Los hogares y los adultos mayores en los municipios y regiones salen a centros comunitarios a desarrollar actividades de recreación y lúdicas. Se suspenden esas actividades por estos dos meses y se buscará llevar esos paquetes complementarios a su casa.

¿Cómo es la medida que tiene que ver con el Bienestar Familiar? 

Con la cuarta medida complementaria lo que va a buscar el Gobierno es que como hoy ya los niños del ICBF de 0 a 5 años están en una modalidad de atención familiar, el ICBF, en coordinación con el Ministerio de Salud dispondrá de unos asistentes en salud que, a través de vía telefónica, harán evaluaciones de riesgo de los adultos mayores en esos hogares por los dos siguientes meses para reportar al sistema de salud.

¿Hay medidas coordinadas con las EPS?

El Ministerio de Salud, a través de un trabajo en conjunto con las EPS, IPS y los hospitales públicos, en estos dos meses hará un esfuerzo para llevar los medicamentos al hogar, pero adicionalmente garantizar que tengan la mejor atención y disposición de salud en un esfuerzo en conjunto con alcaldes y secretarías municipales de salud.

¿Cómo es la medida que implica a nuestras familias?

Es un esfuerzo muy grande tanto en cuidado y protección. Aquí somos responsables todos de cuidar a nuestros padres, a nuestros abuelos, pero es un esfuerzo de cuidado que corresponde a que las familias, en la medida de lo posible, los tengan en un cuarto independiente, no los visiten, sino les manden cartas, los llamen, que nos ayuden a protegerlos conjuntamente. El propósito fundamental de esta medida es que el grupo más vulnerable a este contagio pueda tener el apoyo y la protección necesaria para superar esta crisis y que toda la sociedad colombiana en corresponsabilidad les rinda un tributo y los proteja.

¿Hay excepciones para estas medidas?

La medida contempla unas excepciones que deben ser en lo mínimo la salida a comprar medicinas o alimentos o a usar servicios financieros.

Si un policía se encuentra a una persona de la tercera edad en la calle, ¿qué va a pasar?

Son medidas conducentes que pueden ser, por ejemplo, una amonestación verbal. A esa persona la van a conducir a su casa. Hay una restricción adicional y es que se hará control para el transporte municipal. Después de que inicie la norma, no podrá salir de la ciudad donde está excepto por esas tres razones que se mencionaron anteriormente.

Fuente: Eltiempo.com